LOGO VIPRE

PARA WEB sello institucion patrimonio sin ufro

PARA WEB sello institucion patrimonio sin ufro

En una sesión que quedará grabada en la historia institucional, el Consejo Académico discutió y aprobó un nuevo protocolo para regular la convivencia universitaria en temas de maltrato, abuso laboral, acoso sexual y discriminación arbitraria.

Tras algo más de 2 horas de debate, caracterizado por la formulación de indicaciones que buscaron robustecer la propuesta y perfeccionarla para una adecuada implementación, los integrantes del órgano colegiado universitario dieron luz verde al nuevo marco regulatorio.

“Estamos muy contentos por tener un protocolo que además de ayudar a la resolución de casos, viene a enriquecer y cambiar la forma de relacionarnos entre los integrantes de la comunidad universitaria, basadas en el respeto y dignidad de las personas”, sostuvo el rector Eduardo Hebel.

Las precisiones aportadas por el debate de los consejeros serán incorporadas al protocolo y una comisión conformada por consejeros, y una representante de ATMA actuará como garante de estas apreciaciones.

Desde la Asamblea Triestamental de Mujeres Autoconvocadas, ATMA, calificaron esta aprobación como un hito histórico en la universidad, valorando la legitimidad del protocolo al haber sido consensuado en un proceso participativo y triestamental. 

“Ha sido una jornada histórica. Fue trascendental el reconocimiento que hicieron los consejeros y las autoridades universitarias, al trabajo que hizo ATMA como resultado de las movilizaciones feministas. El proceso fue participativo e integrador, lo que nos diferencia de otras universidades”, sostuvo Angélica Hernández, directora del Centro de Derechos Humanos de la UFRO y miembro de la Asamblea Triestamental de Mujeres Autoconvocadas ATMA.

En la jornada se esperaba también revisar la propuesta de creación de la Dirección de Género, punto de tabla que fue pospuesto para una siguiente sesión. Ambas iniciativas son parte de los compromisos sostenidos por el Gobierno Universitario como parte del cierre del proceso de movilizaciones feministas del primer semestre de 2018, aunque la máxima autoridad universitaria, rector Eduardo Hebel, enfatiza que este protocolo va incluso más allá, al incorporar aspectos de trato no discriminatorio, tema especialmente gravitante en nuestra región y en el actual contexto de movilizaciones sociales que demandan equidad y justicia en la convivencia intercultural, especialmente, con el pueblo mapuche.

 

 Escrito por: Dirección de Comunicaciones