LOGO VIPRE

PARA WEB sello institucion patrimonio sin ufro

PARA WEB sello institucion patrimonio sin ufro

La Universidad de La Frontera y la Vicerrectoría de Pregrado,  por segundo año, premiaron el desempeño de los académicos que realizan docencia en el pregrado.

A través de una solemne ceremonia, encabezada por la rectora subrogante, Vicerrectora Académica, Dra. Gloria Rodríguez; y, la Vicerrectora de Pregrado, Pamela Ibarra, se realizó el “Reconocimiento a las Buenas Prácticas Docentes 2018”,  en el Auditorio Hernán López Villanueva, emplazado en la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales.

Este año, tres docentes fueron distinguidos con este importante reconocimiento institucional, cuyo objetivo es fomentar las buenas prácticas y  el desempeño docente entre los profesionales y académicos  de la Universidad de La Frontera.

En la apertura de la ceremonia, la Vicerrectora de Pregrado Pamela Ibarra, junto con destacar la vocación de servicio que caracteriza a los docentes galardonados, subrayó también la tarea que ha llevado adelante la vicerrectoría para impulsar y fortalecer la práctica docente en la universidad. “A través de la Dirección de Desarrollo Curricular y Docente se han impulsado numerosas jornadas y capacitaciones, tales como los programas de inducción a la docencia y  el acompañamiento docente. No es menor relevar que 300 académicos, en promedio cada año, se capacitan en el Programa de Fortalecimiento de la Acción Docente; y más de 150 han cursado el Diplomado Avanzando hacia las Buenas Prácticas Docentes. Por tanto, el conjunto de estas acciones conforman una herramienta eficaz para aportar a la formación de los docentes universitarios”.  

En tanto, la vicerrectora Académica, Gloria Rodríguez, rectora subrogante, calificó como un eje fundamental la docencia de calidad en el pregrado. “La docencia de pregrado es la esencia de todas las universidades, por lo tanto es muy importante en los tiempos actuales, donde hay muchos indicadores de postgrado e investigación, que se le de realce a las prácticas docentes en el pregrado, porque existen muchos docentes que han dedicado su vida a la enseñanza, y ese proceso con los estudiantes es primordial en la formación profesional”.

La buena comunicación con sus estudiantes, fundamental para sostener una buena y efectiva docencia

Buenas y novedosas prácticas en el aula,  comunicación fluida con sus estudiantes de pregrado y comprometidos con la enseñanza centrada en el estudiante, son los atributos que comparten y caracterizan a los profesionales premiados con la distinción institucional. Los docentes que obtuvieron una buena puntuación conforme a la nueva modalidad estipulada por la universidad, y en la que incidió de manera considerable la evaluación docente por parte de los estudiantes, recibieron un galardón y un incentivo económico.

Docentes reconocidos 2018

- Mari Carmen Villarroel Farías, Departamento de Lenguas, Literatura y Comunicación, de la Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades.

- Mario Guzmán Villaseñor, Departamento de Ingeniería Mecánica, de la Facultad de Ingeniería y Ciencias.

- Verónica Iturriaga Wilder, Departamento de Odontología Integral Adulto, de la Facultad de Odontología.

Mari Carmen Villarroel: “Produce un poco de pudor estar enfrentada a estas gratificaciones, pero creo que tiene que ver más con el trabajo que se desarrolla constantemente con los estudiantes, tiene que ver con el compromiso de una carrera, con el trabajo en equipo de años de preparación en la escuela de pedagogía, tiene que ver con la mirada que se tiene respecto a la formación inicial docente, a la formación de profesores”.

“Entrar a la universidad para mucha gente es el desafío de la vida. Nosotros tenemos estudiantes en pedagogía que son los primeros profesionales de su familia, por lo tanto, el compromiso aunque parezca súper cotidiano, y no tan académico, tiene que ver con eso, tiene que ver con la responsabilidad profesional, con la posibilidad de otorgarle a otro, que era muy parecido a ti, estudiantes que estudian con créditos, que viven lejos;  si uno mira todos esos contextos, no puedes hacer otra cosa que centrar el aprendizaje en ellos. No me imagino la pedagogía de otra manera”.

Mario Guzmán: “Emocionado me encuentro, porque eso quiere decir que todo lo que traté de transmitir a mis estudiantes, tuvo un comienzo y un fin. Valer decir que estoy llegando bien a los estudiantes y eso me alegra. Siempre quiero que el estudiante aprenda lo máximo. Yo estudio muchas horas, tratando de encontrar los mejores ejemplos y ejercicios, la mayor significancia de las cosas. Generalmente coloco ejemplos cotidianos”.

“Yo creo que hay una empatía hacia el estudiante. Yo me pongo en el lugar de ellos, y trato que no pierdan el tiempo y que ojalá ellos salgan de la clase sabiendo lo que yo  quiero que ellos sepan. Además de doy hartas oportunidades, ellos me consultan en cualquier parte. Para mí, la sala de clases a veces se extiende en el supermercado, en la farmacia, en el estadio, donde sea, ellos me pueden consultar”.

Verónica Iturriaga: “Fue una sorpresa, de verdad no me lo esperaba. Agradezco a toda la universidad por el reconocimiento, eso quiere decir que uno en el fondo está por el buen camino, que uno lo está haciendo bien, y que tu institución te lo reconoce, es obviamente un logro”.

“Uno como docente intenta entregar el conocimiento, y que el estudiante pueda entender y hacer el procesamiento para que finalmente puedan poner en práctica el conocimiento que uno está entregando. Si uno no se centra en el estudiante, es difícil lograr eso.  Yo creo que desde ese punto de vista, la universidad siempre promueve el hecho de que el conocimiento sea basado en el aprendizaje del estudiante”.