publicaciones docentes    diplomado buenas practicas docentes     catalogo programas asignaturas      
                                                                                                                                                      
Twitter Flickr bligoo

Diplomado en docencia universitaria consolida las Buenas Prácticas Docentes en la UFRO

buenas practicas2016Con 32 participantes se inició la sexta versión del diplomado “Avanzando hacia las Buenas Prácticas Docentes”, organizado por la Dirección Académica de Pregrado (DAP), a través de la Coordinación de Evaluación y Desarrollo de la Docencia (CEDD), Coordinación de Desarrollo Docente (CDE) y Unidad de Apoyo a la Docencia con TIC (UTIC).

Las “Buenas Prácticas Docentes (BPD)” es un concepto asociado a los procesos de eficacia en la formación, pero en la Universidad de La Frontera, el Diplomado en Buenas Prácticas Docentes ha logrado un sentido más amplio y profundo entorno a la calidad en el pregrado. Más allá de las intervenciones educativas, que facilitan el desarrollo de las actividades de aprendizaje, el programa ha logrado configurar un espacio de apertura hacia las actuales políticas de educación superior.

Mediante la realización de cinco versiones y la participación de 142 académicos, el Diplomado también ha permitido generar un clima de actualización docente permanente frente aspectos claves de un enfoque educativo centrado en el estudiante, ampliamente descrito por Política de Formación Profesional y difundido en variadas actividades de apoyo docente.

DESDE FUERA

Con una trayectoria impecable y destacada en el mundo de la educación, el experto internacional y relator del Diplomado, Hugo Labate, señaló que en la Universidad de La Frontera, se ha venido dando una cultura más receptiva a los cambios, en que por supuesto, nos ayuda que existan profesores de un mismo Departamento, que hayan participado con anterioridad en el programa-explica-, porque un problema grave para los docentes es venir, conocer nuevas formas (metodológicas y evaluativas), y luego volver a clases a hacer lo mismo”.

Entonces, “esa participación genera una comunidad del discurso; hay un lenguaje con sentido, que permite una mayor comunicación en base a los conceptos planteados, propósitos y metas comunes, y por el contrario, cuando hay menos participación tenemos el regreso del docente a una comunidad “a la antigua”, y los procesos de construcción son mucho más lentos”, indicó.

ESCENARIO

“La importancia de una educación centrada en el estudiante, ha adquirido una especial relevancia, por ejemplo, con las nuevos criterios de acreditación”, señaló la coordinadora del Diplomado, Lilian Soto.

Esto, porque el desempeño docente se va a comenzar a evaluar no sólo por la expertise disciplinaria, sino también por la formación pedagógica. Hay que demostrarlo con evidencias y el diplomado es una de ellas y los programas de asignaturas deberán visibilizar cuál es el aporte que realizarán al logro del perfil del titulado mediante competencias específicas y genéricas.

Al respecto, Labate sostuvo que especialmente su preocupación en esta oportunidad, es atender la necesidad de los docentes y del programa en función de los cambios actuales que se están dando en educación superior. Por experiencias que son comunes en las universidades chilenas, el experto ha podido conocer el estado de avance, que algunas de ellas han dado en modelos educativos por competencias u orientado hacia competencias.

“Si bien esa definición no se ha dado en esta Universidad, podemos tomar elementos que son interesantes. Trabajar en un nivel de sensibilización, por ejemplo en esta etapa, ya que orientar la evaluación al desarrollo de competencia requiere tener claro la formulación de resultados de aprendizaje por materia y en una secuencia progresiva, que esto desemboque en el logro de la competencia de los perfiles”, explicitó.

DIPLOMADO

Cuatro módulos componen la sexta versión del Diplomado “Avanzando Hacia las Buenas Prácticas Docentes”. El programa comenzó con la “Evaluación de los Aprendizajes en la Educación Superior”, incluyendo como metodología, el trabajo colaborativo y asesoría persona a persona, a fin de lograr diseñar estrategias e instrumentos de evaluación, que detecten el avance en el desarrollo de las competencias genéricas en  la UFRO.

Continuará con los módulos: “Metodologías de Aprendizaje Activo”, “Planificación de la Docencia para el Logro de Resultados de Aprendizaje”, además de una instancia de  acompañamiento del proceso de implementación de una Buena Práctica Docente, a cargo de la Coordinación de Evaluación y Desarrollo Docente, Coordinación de Desarrollo Educativo y Unidad de Apoyo a la Docencia con TIC.

Uno de los participantes, el director de carrera de Ingeniería Civil Industrial mención Mecánica, Raúl Delgado, señaló que varios talleres realizados en la Universidad motivaron su participación en el Diplomado. “Creo que todos tenemos algo que mejorar día a día, sobre todo al ver cómo han ido cambiando las metodologías en educación. Es la posibilidad de aprender y entregar el mejor servicio a los estudiantes para su salida al mundo laboral”, concluyó el director de carrera de la Facultad de Ingeniería y Ciencias. 

Pamela Carrasco Salas 

Sitio perteneciente a la Universidad de La Frontera.